martes, 20 de marzo de 2012

Julia Cabalé (La Habana, 1954)


Julia Margarita Cabalé Samayoa
(La Habana, 1954)

Poeta.

Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana, fue editora de la revista Cine Cubano del ICAIC.



Ha publicado los poemarios:

Ceremonia del tacto, Ediciones Unión, 2001.
La ficción de luz, Ediciones Unión, 2010.

Premio David de Poesía, 2000, por el cuaderno Ceremonia del tacto; y Primera Mención en el XII Premio de poesía La Gaceta de Cuba, 2007 por la selección Credenciales.

Poemas de su autoría se recogen en diversas publicaciones nacionales y extranjeras.

( Dirección de correo electrónico: revcinecubano@icaic.cu )


ooOoo

La conciencia del mundo comienza y termina en uno mismo. La vida es un gran laberinto, indiferente al rumbo que escojas. Tú (tu ser más querido) no eres una excepción.

Aunque sea hermoso, la indiferencia termina por agotarlo todo. Tampoco yo soy una excepción.

Hay siempre una espera, siempre hay algo desconocido que nos sorprende.

Melancolía, no por ti, por nadie, melancolía mecedora de costumbre y desarraigo.


CEREMONIA DEL TACTO

Las vestiduras caen,
el agua tibia nos recorre
en manos recíprocas.

Un todo se culmina,
aire, mar y cuerpos
pintados en la oscuridad
y la quietud de las cavernas.

Por encima del mundo
un lejano deseo,
escapar de lo neutro, del sin sentido,
tú sabes, de todo aquello.

Nada nos ha de poseer en esas horas
donde la clave es el encuentro. Con
el instinto, la mayor densidad
del grito inevitable.


INCERTIDUMBRE

En qué momento se agota la mente.
Ser uno mismo ya es difícil.
Recordamos lo más cerca. De lejos,
lo que nos marca.

¿Volveré después de mí?
No recordar ¿es una manera de ser?
O no recordar ¿es una manera de no ser?

Ser y saber es el protagonismo.
¿Y lo demás?

¿A conciencia o inconsciencia?


¿Cuál será la opción más sensible?
¿Conocer o desconocer el final?

Todo se limita.
Todo tiene una distancia.
La mente no descansa
y acabará desgastándose.

¿Y hay final?


AISLANTE

Un no diurno.
Un no nocturno sin traducir.
El no rozamiento.

La energía parte en dos la figura
La armonía ida desdibuja el ambiente.
La inadaptación
es un sable pegajoso.


OCEÁNICO

................................................................................. A Norberto, a Mercy, in memoriam.
....................................... A la China


Un niño observa la boca oceánica de las oportunidades. Brillan.
Una de ellas se asigna .Crecerá unido a ella
aunque no se lo diga nunca a nadie, crecerá.

Así son los niños reyes, los niños dictadores
¿quizás contra sí mismos?

Termina sus estudios. Su trabajo excepcional reconocen.
No tuvo hermanos. No tuvo hijos, pero sí grandes amigos.

A la hora señalada, miró a todos en silencio, de espaldas
a la boca oceánica de las oportunidades.


TU PÚBLICO

Por lo menos escribir la palabra
dividirla en sílabas
deletrearla.

Allí, en el borde, el esqueleto
hacia el traspatio dice:

Incapaz de ver tu imagen
te doblas a ti mismo.

En la soledad del espectáculo
yo soy tu público.

Baila, alguien canta:

Si estoy aquí
es porque estuve antes.